jueves, 26 de agosto de 2010

RESEÑA DE "EL RESUCITADOR" de James McGee (Bóveda)


Creo estar volviéndome loca. Esta batalla contra los zombies está haciendo mella en mi cabeza. Ni siquiera cuando duermo puedo dejar de ver a toda esa gente que entra y que no vuelven a salir de la cámara de aislamiento. Luego oigo los disparos y los estridentes alaridos que emiten esos seres que ya habían dejado de ser personas hace tiempo.
De la gente que entró la semana pasada, creo que algunas de ellas ni siquiera estaban infectadas. Pero "los que mandan" tienen que investigar y buscar remedios para evitar la propagación. A esos no se los cargan con un disparo. Ni siquiera se los cargan...
René, uno de los de mantenimiento, me ha contado que los conservan congelados con hidrógeno líquido; al menos sus cabezas. Con el resto de sus cuerpos, realizan experimentos al que acuden una veintena de científicos y otros cerebritos que realizan pruebas y toda clase de vacunas que inyectan a los que ni siquiera tienen la seguridad de que estén infectados. Luego observan las reacciones de esos pobres infelices a los que nadie echará de menos. El fin justifica los medios...

Todo esto me ha dado por recordar un libro que leí fuera de este frío lugar: "El resucitador"
La trama empieza en Londres, en un manicomio donde tienen internados, además de a pobres locos, a asesinos con mente también perturbadas; el coronel es uno de ellos.
Cada hoja que pasaba al leerla, era como trasladarme a un Londres lúgubre, de principios del siglo XIX. las descripiciones me hacían sentir los olores de las calles llenas de suciedad, vicio y decadencia. Era un ambiente parecido al que podemos ver en la película o el libro de Jack el destripador, pero anterior a esa época.
Hawkwood es un runner de Bow Street o lo que hoy sería, un miembro de Scotland Yard. Se le asigna a él y a su ayudante Hopkins ( un joven novato pero decidido y eficiente que va uniformado), la investigación de los cuerpos que se vienen extrayendo de los cementerios. Los sacan de sus tumbas cuando han sido enterrados recientemente para entregarlos a los anatomistas. Los que peor suerte tienen son los pobres, porque a los ricos los pueden enterrar en mausoleos y en zonas más profundas que "los resucitadores" (ladrones de cuerpos) no se molestan en extraer por la sencilla razón que les da mas problemas y tendrían que emplear mas tiempo en ello.
En "El Perro", una agencia que da trabajo que pertenece a un tal Sawney, y que a la vez sirve de local para beber y buscar diversión con alguna prostituta, esconde en sus podridos sótanos los cadáveres que son mercancía por la que pagarán un buen dinero. El hedor , la miseria, la sangre y la situación de cada escalofriante escena, se palpa en cada palabra del escritor en ese sótano. También se llevan a cabo buenas dosis de sexo en las que se describe de forma grotesca y sucia, pero necesaria, los actos explícitamente contados.
De las escenas que más me llamaron la atención al leer ese libro, fue una impactante en la que un joven aparece ahorcado y crucificado en un roble después de habérsele extraído los dientes y la lengua . La banda de resucitadores, son una mafia bajo las órdenes de Sawney con la que ganan mucho dinero y no permiten que nadie se les meta en su terreno. Muchos de los encargos que recibe son por parte de un misterioso cirujano.
El coronel es uno de los personajes más interesantes y ni os imaginaríais de que manera salió de aquel traumatizante lugar que era el manicomio; lleno de alaridos incoherentes, de olor a láudano, orina y de frias y viejas paredes.

Otra de las escenas que me marcó, fue la de la operación que realizó un prestigioso cirujano llamado Carslow. Operó sin anestesia ( pues no se utilizaba) en una sala amplia como si de un teatro se tratase, y cuyos espectadores eran colegas de la medicina o estudiantes, a un hombre de mediana edad que tenía fuertes dolores a causa de una piedra en la vejiga. Agarraron al pobre hombre por las manos y las piernas sujetándolo con unas correas a una camilla parecida a una mesa de tortura. Esto es lo que leí: "Sujetando la varilla con la mano derecha, Carslow se inclinó hacia delante, agarró el flácido miembro viril del paciente con la mano izquierda, lo levantó, y sin pausa alguna, empezó a introducir el extremo de la varilla por la punta del pene, empujándola hacia dentro. (...) Un aullido de dolor brotó de la boca del paciente y su cuerpo se arqueó. (...) Durante toda la maniobra, el paciente continuaba meneando la cabeza de un lado a otro como un pez recién pescado. (...) incluso los alaridos del paciente decayeron hasta convertirse en una sucesión de gemidos apagados, aunque el dolor debía ser atroz. (...) Colocando a punta de la cuchilla contra la piel de la parte trasera del escroto del paciente, la empujó con cuidado hacia dentro, para introducirla en el recto. La piel se rasgó como la cáscara de una uva y comenzó a brotar sangre. Un aullido semejante a un balido se escapó de entre los dientes apretados del paciente. (...) del cabezal de la mesa de operaciones salió un chillido parecido al de un cerdo. (...) Cojo mis fórceps, los inserto por el perineo hasta la vejiga, y extraigo la piedra".
Esta es sólo unas de esas escenas que se pueden leer y que de forma continua aparecen sin poder dejar a un lado el libro. Además hay muchísimos datos y acontecimientos históricos que se aclaran de forma detallada al final del libro porque aparecen a lo largo de la trama.
El final es lo más imprevisible con lo que me he encontrado y con el que no podría estar más de acuerdo con el runner Hankwood.

UBICACIÓN: ÁREA DE AISLAMIENTO
Oigo otro de esos extremecedores gritos de una mujer. Proviene desde el final de los pasillos a donde no nos dejan acercarnos. Alguien ha estado a punto de escapar de algo terrible a lo que le estaban sometiendo. René acude en esa dirección junto a dos guardias de seguridad del área.
INFECTADA -X: René, ¿qué pasa?
RENÉ: mejor que no lo sepas...
INFECTADA-X: ¿Qué están haciendo ahí adentro?
RENÉ: Ni lo creerías. Y yo ya tengo bastante con lo que he visto.
INFECTADA-X: Estoy aquí de forma permanente. Joder, dime algo.
RENÉ: Un corazón, una mujer... Uno de esos científicos está perdiendo el norte.
INFECTADA-X: ¿Cómo se llama la mujer que ha gritado de esa forma?
RENÉ: La chica se llama Molly Finn. Y ese tipo se cree un Dios.
INFECTADA-X: Dios no existe.
RENÉ: Espero que sí, porque de otra forma... ¿A dónde llegaríamos?
Los dos guardias llaman a gritos a René para que no se entretenga hablando conmigo. Yo no quiero ni imaginar en las cosas que se han podido ir sucediendo aquí , en este área, y lo que ha causado lo de ahí afuera. Si Dios existiera no permitiría un lugar ni un mundo como este. La idea de producir un accidente que hiciera desaparecer todo esto, cobra más sentido en mi cabeza cada vez que lo pienso.

INFECTADA-X

4 comentarios:

  1. Menuda reseña mi Infectada.
    Como siempre me encanta tu introdución a las reseñas que haces, y luego el dialogo que la procede.
    No me cansaré de decir que erer una artista de calibre inigualable.
    Sabes que te aprecio y te seguiré hasta que el virus no deje vestigios de mis neuronas, y se me haga imposible reconocer tur letras. Pero hasta que eso ocurra, disfrutaré con cada coma y punto que nos traes;D

    La reseña espectacular. El libro parece estar genial. Sin lugar a dudas, con las pocas escenas que mencionaste, hasta pude sentir el olor y el regusto a pestilencia y dolor.
    Lo leeré sin dudarlo;D

    Feliz finde mi Infectada queriiida;D

    Kisses my litlle zombies;D

    ResponderEliminar
  2. Ay dios que impresión me ha causado la descripción de esa "operación sin anestesia". Me imagino lo que debe ser el leer el libro. El área de aislamiento se está poniendo cada vez más peligrosa, e interesante. De aquí te va a salir una buenísima historia. Te digo como Karol, eres un pedazo de escritora, que demuestras tu arte hasta en una reseña.



    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa, ¿te puedes creer que acabo de enterarme de que existe este blog? ¿cómo no me has avisado? me llevo el banner al mio. Bueno respecto a la reseña Me quedo con ganas de leerlo, ha sido genial.

    ResponderEliminar

COMENTA TU GRADO DE INFECCIÓN

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...