miércoles, 18 de agosto de 2010

RESEÑA DE "NOCTÁMBULO" DE MIGUEL AGUERRALDE, Ediciones Tid (IDEAS)

Desde el ÁREA DE AISLAMIENTO, realizo la reseña de "Noctámbulo", de Miguel Aguerralde. Sabéis como funciona esto. No hay sinopsis del libro. Todo lo que viene a partir de ahora serán visiones y sensaciones de lo que he experimentado leyendo. Las pistas de la trama, también se encuentran entre los diálogos.

Hoy es un día en el que han llegado quince personas más al área de aislamiento. Entre ellas, varios niños. Dos mujeres de mediana edad, no traían buen aspecto y han pasado directamente a las cámaras incomunicadas. Lo más probable es que ya estén infectadas y acaben con un disparo en la cabeza. Pero una de ellas era realmente bella. Su largo pelo con mechones plateados y esos ojos felinos que no sentían miedo, me recordaron a alguien.
Los días aquí adentro pasan lentamente y aún no han llegado las últimas remesas de libros. Algunos nos peleamos por uno que conseguí arrancárselo de las manos a un tipo. Ninguno de los que estamos aquí le soportamos. Menos mal que no tardará en marcharse. Creo que ya se le acaba la cuarentena.
El libro con el que he podido hacerme se llama “Noctámbulo”, de Miguel Aguerralde.
Otro libro de vampiros… pensé. Pero solamente ver el formato del libro y su portada, supe que lucharía por él. Valió la pena mi curiosidad, los empujones y los codazos.
Noctámbulo empieza narrando y describiendo la vida cotidiana de Sable. Realmente se llama Diego, pero en el mundo para el que trabaja, ese es el nombre que ha elegido.
Sable es un vampiro que vive, actúa y piensa como un humano; puede salir de día, puede tragarse la bebida y la comida, suda, tiene pesadillas y puede mezclarse entre los que formamos este mundo pasando desapercibido (a nosotras, las féminas, seguro que no. Es un maromo de pelo largo, piel blanca, ojos como la luna y vestido totalmente de negro. Seguro que a mi no se me escaparía algo así de la vista).
Está claro que Sable tiene poderes sobrenaturales y una fuerza y agilidad descomunal, pero ha aprendido a interpretar bien su papel.
Vive como asesino a sueldo. Algo que me parece de lo más normal. Si te comes ciertas cosas para sobrevivir, ¿por qué no cobrar por algo con lo que disfrutas? Y hay que ser realistas, ¿de qué manera viviría un vampiro durante su eternidad hoy en día?
Lo mejor de todo es que Miguel Aguerralde ha sabido plasmar su novela en un lugar inusual: Las Palmas.
Yo viví durante muchos años en Gran Canaria antes de que el maldito virus se expandiera. Pude reconocer en ese libro casi todos los lugares que describe. Cada edificio, cada paisaje, cada garito…
En la historia aparecen tres personajes interesantísimos. A Paula Montero, una joven criminóloga que realiza muy bien su trabajo, le están llegando cadáveres que no tienen ni una gota de sangre en el cuerpo ni en los escenarios donde son encontrados. En las exploraciones detecta las marcas (dos orificios) por donde se supone que han perdido esa sangre. Es el caso de asesinatos en serie más complicado y extraño que que ha tenido que resolver. Ella intenta convencerse de que, en un lugar como en el que vive, no hay cabida para mitos y leyendas. Pero a medida que avanzan las investigaciones y llegan más cadáveres con conexiones entre sí, sabe que tendrá que pedir el consejo y la ayuda de alguien especial. Y lo que tendrá que evitar ante todo, es que cunda el pánico entre la población por los signos que muestran las víctimas.
En escena aparece un personaje fascínante: Emek Bakale. Un viejo rumano sabio, místico y bohemio. El le dará mucha información que Paula necesita.
Por otro lado tenemos a Javier, hermano de Paula y que es cura. Un día después de celebrar una de las misas, alguien llega a su parroquia en busca de ayuda. El cura sabe reconocer de quien se trata y hace todo lo que puede por un ser que a pesar de representar el mal, lo ve como a un humano. Ese ser, su hermana y el propio Javier, han compartido muchas cosas juntos en el pasado.
La corrupción, el frío drama y la acción, son incesantes en la historia que no he podido dejar de leer. La descripción de los personajes y de los entornos donde se desarrolla cada escena (algunas escalofriantes. Como la de las farolas), y esos “dejes” de novela negra que se permite mostrar el autor con algunas frases, hacen de este libro una verdadera joya. El romanticismo no tiene cabida en la historia a la que no le hace falta para sentir, en ciertos momentos, "compasión, deseo y amor". Y lo mejor de todo son las reflexiones que se hace el propio Sable acerca de la mitología vampírica.
Lo que es el destino… La curiosidad por ciertas cosas, transforman no solo nuestra vida, sino la de los que nos rodean. Diego se dio cuenta de eso cuando ya era demasiado tarde, para él.

UBICACIÓN: Área de aislamiento.
Me encuentro sentada en el suelo de uno de los pasillos de la nave. Estoy pensativa, haciendo mis propias teorías, sumergida en unos extraños pensamientos. Mañana me dejan salir a escribir y posteriormente, me obligarán a volver. Daniel, el tipo con el que me peleé, se está acercando.
Daniel: ¿Te has acabado el libro?
INFECTADA─X: Sí. Pero no te lo dejaré hasta que te disculpes por lo de ayer.
Daniel: Sabes que yo vi primero ese maldito libro.
INFECTADA─X: ¿maldito? Si Sable pudiese estar aquí ahora mismo no durarías ni un asalto. Ni te enterarías cuando tu jodido cuerpo cayera al suelo sin vida. Sería rápido y limpio.
Daniel: Eso es lo que necesitamos ahora mismo entre todos esos zombies de ahí afuera.
INFECTADA─X: Si… ya lo creo. Los vampiros se moverían entre esos trozos de carne que arrasan todo lo que ven, sin que se percatasen de ello. Eliminándolos uno a uno… Las bajas humanas que se calcularían para que ellos sobreviviesen valdrían la pena. ¿Tu crees en los vampiros?
Daniel: Si esos muertos vivientes están ahí afuera… cualquier ser de las tinieblas podría hacerlo.
INFECTADA─X: Lo peor de todo esto es que, si fuera de este lugar, quedara alguno de esos seres..., es porque ella sigue viva.
Daniel: ¿Quién es ella? ¿Otro vampiro?
INFECTADA─X: Es “ella”… Todos estamos perdidos porque no parará.
Daniel: Te has metido mucho dentro de esa historia. Eso no es nada bueno.
INFECTADA─X: ¿Quién ha dicho que esto que he leído sea una historia?
Daniel: Déjame ese libro, por favor. Y perdona por el codazo.
INFECTADA─X: Te aseguro que querrás más cuando acabes de leer la última página.
Daniel: Me arriesgaré.
INFECTADA─X: Con Miguel Aguerralde no hay riesgos. Todo lo que tienes en ese libro vale lo que pagaríamos en otra situación diferente en la que nos encontramos.

Cuando Daniel se marcha, yo siento que jamás olvidará ese libro porque le atrapará igual que a mí. En mi cabeza oigo una voz clara… la de Lucía.


INFECTADA-X

3 comentarios:

  1. Aiii la ostia... ¿como lo haces? ¿como creas un mundo, una historia tan vivida y real, que realemnte te veo haciendo reseñas desde el area de aislamento? eres la mejor, ya te lo dije antes, y no me cansaré de hacerlo.
    No solo la reseña me ha parecido fantastica, y fijo me leere el libro, sino la trama de la propia escritora, la Infectada X que hace sus reseñas desde la cuarentena en la que se encuentra... eres la mejor:D

    Kisses mu litlle zombie;D

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con Karol. La reseña en si, es una historia. Y de verdad que lo pintas de tal forma, que ya quiero leer todos los libros que estás reseñando.


    Que te sea leve tu aislamiento, aunque me da a mi que te estás divirtiendo ahí.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Este también quiero leerlo, las reseñas muy originales

    ResponderEliminar

COMENTA TU GRADO DE INFECCIÓN

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...