lunes, 22 de noviembre de 2010

RESEÑA "QUIJOTE Z" DE HÁZAEL G. (Ed. Dolmen)



Quijote Z

No voy a andar con preámbulos. Jamás me he leído el Quijote y no voy a presumir de lo que no conozco al cien por cien. Claro que puedo contar escenas famosas extraídas de esa gran obra, pero eso es sólo lo que he podido ver en la televisión de uno de los libros más vendidos del mundo.
Ahora se porque nunca lo había leído. Algo mejor nos espera cuando decidimos no hacer algo que deseamos por no intentarlo. Yo no me atrevía a leer semejante gran obra hasta que vi en mi librería favorita: “Quijote Z”. Aquella portada, aquel título, aquel autor con un cráneo en la mano que parece estar haciendo esgrima (se me olvidó preguntárselo en la entrevista).

Creo que leer el Quijote Z ha sido la mejor forma de entenderlo y leerlo con esta versión que Házael Gonzalez nos ofrece, para embarcarme luego con la de Cervantes.
La batalla inicial (y una de las dos partes que componen este gran libro) en la que el joven Miguel de Cervantes se encuentra enrolado en un galeón, y los delirios que sufre a consecuencia de historias de zombis y la experiencia vivida tras la recogida de un náufrago que enferma posteriormente a bordo, ha sido fantástica. Velas cazadas y otras veces flameando al viento, tormentas, batallas, turcos, no-muertos, bucaneros, historias de terror contadas a bordo por Isaac y con un cielo negro de testigo, es una de las cosas que más me impresionó del libro. Viví cada golpe de mar, el olor a pólvora de los endiablados cañones, el sufrimiento del pobre Cervantes y de la heroicidad de la contienda que mantenía en su cabeza. Su grito de guerra, el cómo perdió su brazo y que tras tremendo revés se decidió a escribir con su otro miembro sano las andaduras de nuestro Zombificado don Quijote.
En cuanto a Las andaduras de Don Quijote Quijada alias más tarde el señor de la Zombi figura, me cautivó el castellano que se empleó en el libro por parte del escribano intentando respetar y hacer más fácil la lectura de la obra de nuestro otro Cervantes. Me reí sola cuando leía mientras mi familia me miraba como si fuese una Quijotina. Hay que ver como este caballero andante tenía respuesta, imaginación y argumento cuando le convenía. Y como el Sancho Panza, aunque movido por la promesa de una ínsula libre de muertos vivientes en un principio, se enfrenta a lo que no ve por las disparatadas órdenes de su amo. Y Rocinante, por dios, pobrecito; iba alicatado hasta las orejas. Apenas se mantenía en pie y su dueño lo sometía a embestidas en la que los dos, amo y caballo, no salían bien parados. Todos los resultados a tan heroicas gestas culminaban en contusiones en cabeza, rabadilla, hombros y pérdida de dientes inexistentes. Todas ellas movidas por la locura y la devoción a una Dulcinea del Toboso a la que nuestro zombificado don Quijote intentaba que todo el mundo llevara recados y le hicieran reverencias.
La quema de libros endemoniados con la letra Z y algunos con una piedra funeraria (Dolmen) grabada en su lomo y que habían trastornado tanto a nuestro don Quijote, fue algo genial. Se salvaron libros de los mejores autores de este género. Hay que decir que en el libro se dan nombres y obras. Esto me ha parecido una gran muestra de generosidad por parte de Házael, que al contrario que Sancho Panza, advierte de ciertas cosas a su amo en cuanto a las históricas batallas contra los no muertos de las que otros querrán en un futuro aprovecharse. Y ese villano que obliga al escribano cautivo a trabajar en condiciones infrahumanas para acabar las obras encomendadas...

Otro personaje es la poco agraciada y cabroncilla Maritornes que sabía que estaba acostándose con un hombre porque no le llegaba a caer el cuerpo al suelo. Nuestro caballero andante casi estuvo a punto de echarle mano, pero sólo quedó en eso y en una somanta de palos que casi no lo cuenta. Por no nombrar la pócima que tanto él como su escudero tomaron en una de sus andaduras. ¡Casi se nos muere Sancho Panza! Aunque aliviaba bien sus empachos con amortiguadas ventosidades que no molestaran a su señor. Hasta para eso tenía mano izquierda.
Aquí está todo: la lucha contra los zombis de grandes brazos que no eran sino molinos, la manteada de Sancho Panza, La ventería, La historia de los batanes, el cómo liberan al más que sabe sobre no-muertos: Romero, y otras aventuras extraídas de la cabeza de este genio llamado Házael G.
Extracto del libro:
"Si no, haz una cosa, Sancho, por mi vida, para que te desengañes y veas que es verdad lo que te digo: sube a tu asno y síguelos bonitamente, y verás como, en alejándose de aquí algun poco, se vuelven en su ser primero, y dejando de ser carneros, unos son hombres hechos y derechos, y otros zombis retorcidos y contrahechos, como yo te los pinté primero.
Pero no vayas ahora, que he de menester tu favor y ayuda; llégate a mí y mira cuántas muelas tengo y dientes me faltan, que me parece que no me ha quedado ninguno en la boca".
Fue una auténtica aventura leer el Quijote─Z. Y qué buena lección dio el rollizo y aparente ignorante Sancho Panza al cura "Micomicona", al barbero y al canónigo en cuanto a la interpretación y al ensañamiento contra la locura. Y no sólo con lastimeros argumentos sino con las verdades que cada uno defiende a su manera. ¿A cuántos de nosotros nos llevarían en una jaula por creer en colmillos, lobos, zombis o fantasmas? ¿Ó por leer y defender ciertos géneros que nos apasionan? ¿Ó por amar "algunas" a Robert Patison, el "Caballero Brillante"? A mi la primera, porque es leer un libro y vuelvo loco al que tengo a mi lado.

Si quieres algo más que una historia de zombis, este libro no debes perdértelo.

Para mí, ya tengo otro nuevo manco de Lepanto: Házael G. de Mallorca, el autor y escribano del otro Quijote y que pasará a la historia como un libro de culto.

Que rece en mi Epitafio: Gracias a él he leído y tengo, la primera edición del Quijote.

ÁREA DE AISLAMIENTO:
Hemos acabado de cenar y cada uno estamos haciendo nuestras cosas. Unos leen, otros atrapan moscas inexistentes con las manos en las esquinas y … no me lo puedo creer. Esos dos que parecen un punto y una "I" no son otros que Don Quijote y su fiel escudero.
─QUIJOTE: Buenas noches tenga, mi fermosa dama. Que si de mi cabeza y mi corazón no dudara, creería que su persona no es otra que mi amada Dulcinea del Toboso.
─INFECTADA─X: Bueno, según para lo que sea, soy lo que usted quiera.
─QUIJOTE: Sepa usted que mis intenciones son caballerescas y que no son viles palabras de un malandrín. ¿Cuál es su gracia?
─infectada─x: ¿Mi gracia? ¿Qué es eso?
─SANCHO PANZA: Su nombre, vuestra merced.
─INFECTADA-X: ¡Ah, mi nombre! Soy infectada─X, Macu para los que creen en los no-muertos.
─QUIJOTE: Ah!!!! (grito de admiración teatral. Que menos que darme un capricho en esta historia que para eso la estoy describiendo yo). La que más ha querido leer de los no-muertos.
─INFECTADA─X: Esa misma que viste y calza. Tiene usted buena memoria y sepa que nunca he dudado de su sana cordura.

-QUIJOTE: Tenga pues vuestra merced bien a saber que nos ha llegado su nombre y que una ínsula llamada La Gran Canaria, libre de esos endemoniados, le espera cuando salga de este su cautiverio. ¿Me permite un nombre para usted? “Macún La tatuada”, compañera de batallas y andaduras de nuestro Azrael .
A lo lejos oigo su voz inconfundible: "¡No necesito de vuestra admiración! ¡Un cubata, que alguien me traiga un cubata!" Es Házael, digo Azrael. Su voz es tan poderosa como "La muerte negra".
Macún la tatuada!" me digo a mi misma. Me siento como ese flaco loco: delirando y adoptando posición de noble dama andante.
"¡Para allá voy, mi caballero mallorquín! ¡A la batalla, a la batalla, a por el turco y los cubatas! INFECTADA-X

6 comentarios:

  1. Tiene algunas partes parecidas aunque modernizadas del Quijote Original. Es una buena manera de leer un clásico:)

    besos

    ResponderEliminar
  2. Me dejastae aun con más ganas si cabe:D

    Tampoco me leí la gran y original obra, y como tu, conozco como no los pasajes más famosos:D

    La reseñe como siempre sublime, y seguro me lo leo y acabo como tu, y me leeré también al Quijote:D

    La conversación en la cuarentena entre Infectada y Don Quijote, como siempre, la HOSTIA:D

    Tu gracia, dice, yo si tu, les había dado mucho más que soo tu nombre, que gracias a ti te sobran... si es que eres lo mejor:D

    kisses

    ResponderEliminar
  3. Esgrima??????????? Pero tú eres vidente, o qué??????? Saber luchar con espada siempre ha sido uno de mis deseos más secretos!!!!!!!!

    Ay hija, siempre me sacas los colores... da gusto haber escrito este libro sólo para leer las cosas tan bonitas que has dicho tú sobre él!!!!!

    ResponderEliminar
  4. yo lo intenté y fallé:( pero puede ser que no capté nada y quedé con los ojos turbios al intentar leer "Don Quijote" en alemán... no se lo recomiendo a nadie ajajajaja.

    este libro es así como Orgullo y prejuicio y zombis... así me parece.
    saludos:D
    Nenina

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco he leído el Quijote, y ya puestos y con todas las cosas buenas que dices de el, prefiero el Quijote Z.
    Estupenda reseña como siempre.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Coincido contigo, támpoco he leido el quijote y lo poco que se lo sacé de las clases de literatura cuando iba al instituto y de la TV.Pero verdaderamente me parece una alternativa original para que disfrutemos de la obra y quien mas y quien menos se atreva con el quijote original. Por certo ME HA ENCANTADO la conversació entre el mismisimo Alfonso Quijano e Infectada X, enhorabuena

    ResponderEliminar

COMENTA TU GRADO DE INFECCIÓN

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...